Más sobre la Iglesia

A partir de la lectura colectiva de la Divina Comedia

Purgatorio, canto 32. Caminando de esta suerte a través de la alta selva deshabitada por culpa de aquella que creyó a la serpiente

La alegoría de la corrupción de la Iglesia en este canto es una crítica de Dante al mal funcionamiento de la institución. Reconoce al poder terrenal como corruptor, a la curia como corrupta, las herejías, cismas y persecuciones como dañinos… pero no deja de parecerme que se está “poniendo la culpa afuera”. A la Iglesia le va mal porque le han pasado todas estas cosas… y qué ha pasado con los fieles?

Claramente, el canto nos permite asomarnos a la edad media, por sus formas literarias así como por su temática. ¿Qué puede hacer la masa de fieles, a merced de lo que transmiten sus “guías espirituales”, sacerdotes a veces tan corruptos como los describe Dante, o tan simples que parecen uno más del pueblo? La difusión del mensaje evangélico tal vez fue verdaderamente posible con la difusión de la Biblia como libro. Intuyo que hasta entonces, era más fácil hablar de virtudes, de sacramentos, y de historias transmitidas de boca en boca como un cuento.

Anuncios