Hacelo hoy!

A partir de la lectura colectiva de la Divina Comedia

Purgatorio, canto 18. En el círculo de la pereza, quienes allí aprenden corren recordando personajes históricos que actuaron con diligencia.

Pereza es postergar aquello que hay que hacer. El dicho dice “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. La pereza hace que se nos amontonen las cosas y que cada vez más nos obstaculicen situaciones placenteras. Dejar para mañana lo que puedo resolver hoy, hace que aquello que elegi hacer, por lo que postergué otras tareas, no me resulte tan placentero. La preocupación rondará mi cabeza, al menos para recordar que hay una tarea sin cumplir y que no tengo ganas de hacer.

Los perezosos viven abrumados por los problemas sin resolver. A veces no sólo decimos “lo hago después”, sino que abrigamos la esperanza de que otro lo haga. O que se solucione mágicamente.

Diligencia es hacer las cosas en su justo tiempo para luego disfrutar. Para evitar contratiempos. Para vivir en paz. Porque en definitiva, eso es lo que todos queremos, o no? Encontrar la paz y llegar a su pleno disfrute.

Anuncios