Tradición grecolatina

A partir de la lectura colectiva de la Divina Comedia

Paraíso, canto 14. Dante será muy cristiano, muy católico, pero está traspasado por la cosmovisión grecolatina. En cada sector del Paraíso aparece una simbología atribuíble a otro tiempo.

Llegan en este canto al círculo de Marte, donde están los mártires. El planeta rojo como la sangre derramada recibe a los guerreros que han dejado hasta la vida por su fe y sus convicciones.

Venimos del Sol, fuente de luz, donde están los sabios e iluminados; y antes de Venus, donde tienen lugar los espíritus amantes. Mercurio fue en los tiempos antiguos el gran comunicador: hoy recibe a los espíritus activos. El la Luna, afectiva y espiritual, encontraron su lugar los que faltaron al voto de castidad.

Nadie escapa a su tiempo. Anticipo del clasicismo renacentista estas analogías que Dante cuela en su obra.

Anuncios