Soplo de vida

A partir de la lectura colectiva de la Divina Comedia

Paraíso, canto 7. Dante pregunta, Beatriz explica. Largos discursos teológicos, mucha explicación del mundo, el hombre y el orden y origen de las cosas, poca acción. Ya no hay descripciones, ni diálogos con almas. En el Paraíso falta conflicto, claramente.

En este canto se habla sobre la creación del hombre, su naturaleza y su redención. Me quedaron algunas ideas dando vuelta, como que cada pecado cercena un poco la libertad. Puede ser… cada error cierra una puerta; sobre todo, la de la confianza de los otros, porque somos seres sociales.

Por otro lado, me resuena el egoísmo humano: fueron los ángeles los que animaron a los animales y plantas; pero al hombre lo animó Dios, y por ello es un ser racional. A veces me pregunto si los animales, en esencia, no serán más parecidos a Dios que nosotros: ellos no se andan con vueltas… no tienen segundas intenciones, tienen una franqueza única y hasta son puro amor.

Anuncios