Orden

A partir de la lectura colectiva de la Divina Comedia

Paraíso, canto 1. Beatriz y Dante se preparan para ascender al cielo. A Dante le cuesta entender: ¿cómo subirá con su cuerpo? A lo que Beatriz contesta que es natural en el hombre la inclinación a la elevación; y que lo que lo ata a la Tierra no es su cuerpo, sino sus pecados.

Todas las cosas guardan un orden entre sí; y este orden es la forma que hace al Universo semejante a Dios. Aquí ven las altas criaturas superiores, los ángeles, el signo de la eterna sabiduría, que es el fin para el que se ha creado el orden antedicho.” El Universo está ordenado, todo tiene una lógica planeada por Dios. Saber que ese orden existe nos da tranquilidad: sabernos con una natural inclinación (aunque a veces usemos la libertad para elegir no seguirla) nos da una orientación.

Nos suena extraño a veces esa planificación extrema, esa especie de destino hacia el que vamos inevitablemente. Suena aún más extraño que se diga que es algo natural… ¿por qué no pudo ser de otra manera? Pero, ¿no necesitamos tener un asidero para poder sobrevivir? ¿Podríamos flotar en el mundo en la incertidumbre total, o moriríamos de desesperación? El hombre necesita roca firme para afirmarse, sostenerse y desarrollarse. Esa roca es la confianza en un orden, en una trama donde se inserta y se sostiene. Todos necesitamos esa esperanza.

Y Dante la imagina… ahí vamos!!

Anuncios