Honrar el recuerdo

A partir de la lectura colectiva de la Divina Comedia

Paraíso, canto 6. Breve historia del Imperio Romano, contada por Justiniano. En el Cielo de Mercurio están aquellas almas que hicieron el bien, esperando co seguir fama y pervivir en el recuerdo. Es difícil hacer el bien por el bien mismo. Creemos que hay algo más allá pero nadie ha venido a contarlo… todos queremos perdurar en el mundo, en el recuerdo. Es una forma de seguir vivos.

A veces queremos honrar la memoria de alguien, y le ponemos nombre a una calle, o a una institución, y ese nombre deja de nombrar a la persona para remitir en el pensamiento a la calle o la institución.

A veces vemos algo hecho, un monumento, un edificio, con el nombre de su autor tallado… solo sabemos que aquel hombre hizo eso, es un nombre asociado a una obra y nada más… de su vida además de ello casi todo se ha perdido.

No podemos culparnos de buscar ser reconocidos y recordar, aunque debemos tratar de darnos cuenta que es, hasta cierto punto, inutil. Confiemos mejor que en el obrar bien encontraremos la paz eterna.

Anuncios