¿Dónde está el poder?

A partir de la lectura colectiva de la Divina Comedia

Paraíso, canto 18. De la cruz de las almas en Marte surgen visibles los mártires, se presentan varios a Dante antes de que, sin darse cuenta cómo y cuándo de nuevo, suban al siguiente círculo, que es el de Júpiter.

Allí se presentan los que han sido gobernantes justos y Dante pareciera aprovechar para criticar al papado y su corrupción. Llega a decir que quisiera que suceda como cuando Jesús expulsó a los vendedores del templo.

El poder es algo complejo. Los reyes tenían poder terrenal y los papas poder espiritual, pero está claro que ambos poderes se mezclaban, competían, se aliaban o peleaban. La Iglesia era un señor terrenal más, y era portadora de la única verdad indiscutida de su tiempo. Costaba combatir el mensaje de la Iglesia y esto le daba más poder que a ninguna otra institución. Controlar el poder del más allá de las vidas le daba un rol de verdad atemorizante.

Deberíamos ver donde está el verdadero poder hoy… ya no en la iglesia, porque aunque la fe sigue moviendo montañas, ésta está cada vez menos institucionalizada. Está claro que los estados tampoco son el poder mayor en el mundo de hoy. Los peores poderes son los que nos controlan sin que nos demos cuenta. Y es ahi donde en nuestro mundo entran las corporaciones: las que moldean nuestra necesidad, señalan cual debería ser nuestro bienestar y manejan los hilos imperceptibles de nuestro porvenir…

Anuncios