Del exilio y la escritura

A partir de la lectura colectiva de la Divina Comedia

Paraíso, canto 17. En este canto Dante recibe el vaticinio de su destierro. Ante las dudas que le provocaron los distintos anticipos a lo largo del infierno y el purgatorio, él mismo pide confirmación y la consigue.
“Las culpas caerán sobre los vencidos, como es costumbre; pero el castigo dará testimonio de la verdad, que siempre lo envía a quien lo merece. Tú abandonarás todas las cosas que más entrañablemente amas, y éste es el primer dardo que arroja el arco del destierro. Tú probarás cuán amargo es el pan ajeno y cuán duro camino el que conduce a subir y bajar las escaleras de otros.” El destierro de Dante será político, pero no dejo de pensar en aquellos que eligen el destierro de modo voluntario y emprenden un camino migratorio en pos de un futuro mejor. Me pregunto siempre qué situación desesperada empuja a una persona a tomar la decisión de dejarlo todo para empezar de nuevo y desde la más absoluta inferioridad en otro lado. Qué terrible debe ser una situación vivida como para decidir migrar.

Pero volviendo a Dante, hay algo más en ese vaticinio: hay una serie de explicaciones del por qué Dante decide escribir. “He oído cosas que, si las repitiera, serían para muchos de un sabor desagradable; pero si soy cobarde amigo de la verdad, temo perder la fama entre los que llamarán a este tiempo el tiempo antiguo.” Dante escribe para la posteridad, para perdurar. Quiere que sus palabras sean conocidas más allá de su tiempo, y vaya que lo ha logrado!!

En boca de sus interlocutores, está la idea de misión que Dante tenía al escribir la obra: “pues si tu voz es desagradable al gustarla por primera vez, dejará un alimento edificante cuando sea digerida. Tu grito hará lo que el viento, que azota más las más elevadas cumbres, lo cual no será una pequeña prueba de honor. Por eso tan sólo se te han mostrado en estas esferas, en el monte y en el doloroso valle, las almas que han gozado de cierto renombre, porque el ánimo del que escucha no fija su atención ni presta fe a ejemplos sacados de una raíz oculta y desconocida ni a otras cosas que no se manifiesten claramente.” Es a través de las personas de su tiempo que Dante hace llegar su mensaje. Si hubiera contado la historia con personajes imaginarios, poco alcance hubiera tenido. Pero al pasar lista a los conocidos y poderosos de su tiempo, logra llegar al lector y aleccionarlo. Interesante forma de llegar al lector y transformarlo.

Sumamente esclarecedor el canto.

Anuncios