Corazón helado

A partir de la lectura colectiva de la Divina Comedia

Infierno, canto 32. Curiosamente, lo más profundo del infierno no quema, sino que congela. No es una fogata ardiente, sino un lago congelado. Y dentro de este lago están aprisionados los traidores a su familia y a su patria. Hay que tener el corazón frío para traicionar a los más propios… El lago helado se llama Caina, en alusión a Caín que mató a su hermano; y Antenora, por Antenor, que fue quien entregó Troya a los griegos.

Algo que me llama la atención poderosamente es la constante alusión a florentinos e italianos. Analizando a Foucault, he dicho que Dante se propone mostrar el suplicio de quienes han cometido faltas en vida y que muchas veces han quedado impunes. En este sentido, el libro es el catálogo de la vida cotidiana y las historias mínimas de la región del tiempo de Dante. Me hace pensar que Dante jamás imaginó el alcance que tendría su libro. Jamás imaginó que esos condenados serían de verdad inmortales en su obra.

Y lo curioso es que por primera vez encontramos a alguien que quiere ser olvidado. Tal vez por primera vez encontramos un arrepentido en el infierno…

Anuncios