Reglas de la vida

Arrancamos el año escolar, y buscando entre mis cosas materiales para preparar las clases, encontré esta reflexión. A primera impresión siempre me pareció dura, no por lo cual deja de ser cierta. Creo que este hombre puso en palabras lo que muchas veces pensamos como educadores.

A veces los chicos tienen contestaciones tales como “usted lo hace porque le pagan, a mi no me paga nadie”. Ese tipo de respuestas me enfurecen. Es entonces, cuando les digo a mis alumnos que ellos tienen que estudiar porque por la edad que tienen ese es su trabajo, y sus padres les “pagan” con la comida, los útiles, la ropa, la plata para las salidas, y que tienen que valorarlos.

Otras veces se los digo en el sentido de que aprovechen los tiempos y las oportunidades, que la escuela es un aprendizaje para la vida: aquí por faltar te perdés una clase, en el futuro podrás perder tu empleo; aquí por venir vestido fuera del código de convivencia no te dejan entrar, en una entrevista de trabajo no te considerarían si vas mal vestido. Y así con el lenguaje, la forma de sentarse, de pararse, de dirigirse.

Por ello, pensando en mis chicos, dejo estas “reglas de la vida”. Duras, sí, pero ciertas, esperando que las tomen en cuenta para que tengan un futuro exitoso.

Las 10 reglas de la vida que no te enseñan en la escuela – Por Bill Gates

UNO: La vida no es justa; acostumbrate a ello.

DOS: Al mundo no le importara tu autoestima. El mundo esperar que logres algo, independientemente que te sientas bien o no contigo mismo.

TRES: No ganarás U$D. 5.000.- mensuales al salir de la preparatoria y no serás un vicepresidente hasta que con tu esfuerzo te hayas ganado ambos logros.

CUATRO: Si piensas que tu profesor es duro, espera que tengas un jefe. Ese si que no tendrá vocación de enseñanza, ni la paciencia requerida.

CINCO: Dedicarse a voltear hamburguesas no te quita dignidad. Tus abuelos tenían una palabra diferente para describirlo: la llamaban oportunidad.

SEIS: Si metes la pata, no es culpa de tus padres. Así que no lloriquees por tus errores y aprende de ellos.

SIETE: Antes de que nacieras, tus padres no eran tan aburridos como son ahora. Ellos empezaron a serlo por pagar tus cuentas, limpiar tu ropa, y escucharte hablar acerca de la nueva onda en la que estabas. Así que, antes de emprender tus luchas por las selvas vírgenes contaminadas por la generación de tus padres, inicia el camino limpiando las cosas de tu propia vida, empezando por tu habitación.

OCHO: En la escuela puede haberse eliminado la diferencia entre ganadores y perdedores, pero en la vida real, no. En algunas escuelas, ya no se pierden años lectivos y te dan las oportunidades que necesites para encontrar la respuesta correcta en tus exámenes y para que tus tareas sean cada vez mas fáciles. Eso no tiene ninguna semejanza con la vida real.

NUEVE: La vida no se divide en semestres. No tendrás vacaciones de verano largas en lugares lejanos, y muy pocos jefes se interesaran en ayudarte a que te encuentres a ti mismo. Todo esto tendrás que hacerlo en tu tiempo libre.

DIEZ: La televisión, no es la vida diaria. En la vida cotidiana, la gente de verdad tiene que salir del café de la película para irse a trabajar.

ONCE: Se amable con los más aplicados de tu clase. Existen muchas probabilidades que termines trabajando para uno de ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s