Año nuevo chino

Danza del dragón

Este fin de semana se celebró el año nuevo chino. Para el pueblo oriental, se cumplen 4712 años de cultura, inaugurando el  año del caballo de madera. El año nuevo chino es una celebración llena de rituales, signos, mitología y leyendas que dan sentido y valores a la fiesta. En este sentido, que cada año tenga un animal viene de la leyenda de la carrera de los animales. Al igual que ella, la danza del dragón, la danza de los leones, y todos los demás elementos de la ceremonia tienen su significado y su base de leyenda.

En Argentina la comunidad china es grande, y tiene una fuerte concentración en Buenos Aires. En el barrio de Belgrano encontramos el barrio chino, donde año a año se celebra el año nuevo con los dragones danzando en la calle y las comidas típicas.

Este año se montó un escenario en las barrancas de Belgrano donde los chinos mostraron sus artes marciales, sus danzas y explicaron sus tradiciones. Además, incorporaron artistas chinos tales como una especie de Justin Bieber chino con pantalón rojo y chaqueta plateada que me hizo acordar a Hugh Grant bailando en la película Love Actually. También participó una cantante lírica china, que cantó una canción popular de su país. La celebración culminó con los fuegos artificiales, que para los chinos espantan los malos espíritus, la danza del dragón y la danza de los leones.

Pero además, fue una celebración de las colectividades. Armenios, brasileros, irlandeses entre otros mostraron sus danzas típicas, y un conjunto de tango mostró la integración argentino – china. Hasta aquí, todo seguía siendo normal, aunque alargaba el festival y el momento de ver los dragones y los fuegos artificiales que todos estábamos esperando.

Lo terrible fue que entre medio, se coló Marta Fort, madre de Ricardo, a cantar lírico sin ensayo previo (tal como ella misma confesó) y bastante desafinado con la cantante china. Claro, no sin antes elogiar a la medicina china, que ella le recomendó a su hijo Ricardo y que como él no le hizo caso por eso se murió (sí, lo dijo así tal cual). Luego le tocó el turno al monigote Plim Plim de un canal de Disney que todavía no sé que tiene que ver con la cultura china… Y el cierre patético estuvo a cargo de dos bandas; la primera, una banda desconocida que pedía una harenga que nunca llegó de un público que si se seguía quedando era porque quería ver los dragones. La segunda fue una “cantante pop” con sus bailarines de ropas brillantes y movimientos espasmódicos (las chicas no eran tan problemáticas cómo los varones, que con sus pantalones fuccia ajustados y brillantes y su chaqueta dorada se movían de manera bastante poco masculina…). Y yo seguía preguntándome qué tenía que ver con los chinos y su filosofía y esperando los fuegos artificiales.

La “frutilla del postre” fueron dos presentadores invitados, que frente al argentino de origen chino que condujo toda la tarde con uan habilidad increíble no fueron más que motivo de vergüenza ajena. Una de ellas, Gisela Barreto, cada vez que abría la boca era para destacar algo superficial y rozando la estupidez. Un bochorno.

No sé quién piensa los festivales, pero no deberían hacerlos tan largos y no deberían hacer tanta mescolanza, respetar el hilo conductor del evento y dar a la gente lo que vino a buscar. Todo lo demás sobra, rellena y nos da la idea de que hay mucha gente que de favor se cuela en estos eventos y los desvirtúa. Más cuando se trata de una cultura milenaria y rica como la china. En vez de un aprendizaje, termina siendo un tedio sintetizado en la frase de la canción: “soy un astronauta en una nave de cartón”. Pobre cristiano no sé que habrá querido significar.

Lo que sí sé es que aprendí lindas cosas sobre la cultura china y sus valores, aún escarbando entre tanta “cultura pop” (nunca mejor puesto el nombre) desechable.

Anuncios

4 pensamientos en “Año nuevo chino

  1. El monigote plimplim tiene MUCHO q ver con los chinos!… O donde crees q se fabrican sus juguetes???!! En Malasia?!
    Me encantó lo de ” la primera, una banda desconocida que pedía una harenga que nunca llegó de un público que si se seguía quedando era porque quería ver los dragones”
    Jajajaja… tal cual! el 90% d elos q van VAN PARA VER LOS DRAGONES!!!!.. Tendria q haber dragones cada 45minutos!… AHI tendría q haber estado el espiritu argentino coreando “DONDE STAAAAAN… LODRAGONE DONDE STAN?! … LODRAGONE DONDESTAN?! LODRAGONE DONDE STAN?! ”
    GISELA BARRETO??? VOLVIMOS A LOS 90S???!! (al margen… todavía está buena??? )

    ¡Me gustó la crónica! Sí, es como las de antaño. Queremos más del ojo crítico de Norita.

    BEOSTE
    PD:¡Que buena la foto del dragon!

    • La foto del dragón, lamento decirlo, no es mía… espero para la próxima poder sacar una yo!! Y respecto del monigote y toda la cultura pop ultra yankie, Mariano tiene la teoría de que es muy Pro esto de acercarse a la “cultura” de estadounidense, aún cuando en cualquier festival de colectividades siempre son una colectividad que está ausente. Lo del Justin Bieber chino fue para descostillarse, no hay palabras para decir lo que era eso. Muy pintoresco!! Gracias por tus palabras y me alegro que te haya gustado!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s