Up!

Up 1

Cuando le propuse a Vero ir a ver “Up!” enganchó en seguida. No es tan fácil encontrar gente que te acompañe a ver películas infantiles, y menos en el momento actual, con la paranoia de la gripe. Pero ella estuvo dispuesta, como siempre!!

Up! La casa se eleva sobre el barrioBueno, ahí fuimos, en el cine nos repartieron de a dos butacas como si fuera un tablero de ajedrez, y vimos la película lo más panchas.Y después, a la salida, el patio de comidas del Abasto estaba casi desierto como para comer a nuestras anchas. Ni parecía vacaciones de invierno.

Up! El sr. Friedicksen desde su casa voladoraNo recuerdo cuándo fue la última vez que lloré tanto en el cine con una película… o que lloré tanto con una película, punto. Tal vez con “Descubriendo el País de Nunca Jamás“… Pero sí, esta película “infantil” tiene su costado emotivo y te hace llorar.

Up! Y la casa salió volandoLa historia tiene dos caras: la de la aventura, más infantil, y la del aspecto familiar, sobre todo de Carl Fredricksen, el anciano que decide poner a volar su casa. Será que me suelen conmover las historias de los ancianos, que tienen todo un camino de vida, toda una experiencia, que a veces están tan aferrados a su mundo de antes y sufren tanto la vorágine del Up! Carl y Elliemundo actual…

En los breves racontos de la vida del anciano me fue inevitable dejar caer las lágrimas (también, en estos días estoy bastante sensible y susceptible). Y al parecer, para Vero también, que era la que me alcanzaba los carilinas. En ellos sobran las palabras: son sólo imágenes que lo dicen todo. En este punto, es fabulosa la forma que tienen de dar a entender ciertas cosas a los padres que para los niños pasarán desapercibidas…

Up - El buzón de Ellie y CarlOtra historia aparte es la de Russell, el niño explorador que recita su libro de memoria para conseguir aquella insignia que le falta, la de “ayuda a los mayores” y convertirse así en super guía. La familia de Russell es, sin más, la familia de tantos niños hoy en día, que ausente en la película, queda pintada por completo a través del relato oral y gestual que hace el pequeño scout.

Up! El sr. Friedicksen despliega los globosEl vínculo que se genera entre ambos, cómo sus vidas se encuentran y completan, también fue algo que me arrancó las lágrimas.

Resulta también atractivo el homenaje a los grandes exploradores del s. XIX, y a los noticiarios cinematográficos de los tiempos en que no había televisión. Up! Los TepuisAdemás, hace poco vi un documental de los Tepuis de Venezuela; esto me permite decir que la fidelidad con que han sido reproducidos en la película es asombrosa.

Sin embargo, una de las mayores perlitas fue el corto inicial. Up - Destino finalCreo que ha quedado a la altura de “For the birds”, aquel que acompañando a “Monsters INC” (otra gran película, que también me hizo llorar, dicho sea de paso) fue merecedor del Oscar y que hasta hoy considero uno de los mejores. Era el mejor hasta que vi “Parcialmente nublado”, que acompaña a “Up!”, y creo que ahora se disputan cabeza a cabeza mi preferencia. La ternura de los dibujos, la originalidad del relato, contado sin una sola palabra… realmente es una joyita para deleitarse antes de la película.

Parcialmente nublado

Y ahora… a esperar al año próximo. Gracias a Dios, pude ver Up! en el cine, no me “quedé dormida” como con las anteriores, que tuve que verlas en casa cuando bajaron de cartel. Y ahora sé que Vero las comparte conmigo… y comparte las lágrimas también!!

Anuncios

2 pensamientos en “Up!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s