Una travesía por el desierto

Leé las instrucciones si es la primera vez que hacés estos test.

¿A quién no se le ha hecho interminable un día en la oficina, una clase de matemática o la acostumbrada comida familiar antes de poder salir a divertirse con los amigos?

En casos como éstos, cada segundo es un minuto y cada minuto una hora. El tiempo parece detenerse y hasta eres capaz de sentir un malestar físico provocado por la incomodidad y la impaciencia. La espera es, a veces, una especie de tortura amable e implacable al mismo tiempo. La frustración mezclada con el aburrimiento puede encolerizar al más pacífico de los seres humanos… Y esto es lo que puede ocurrir cuando te trasladas a la inmensidad de un desierto africano que parece no tener fin.

1. Imagina que galopas a lomos de un camello a través de la extensión vacía e inmensa de un desierto que parece interminable. Has estado tanto tiempo cabalgando que estás casi extenuado. ¿Qué le dirías al camello que te sirve como medio de transporte y compañía todo el tiempo?

2. Cuando ya pensabas que te ibas a morir de sed aparece un precioso y casi milagroso oasis, pero alguien ha llegado antes que tú. ¿Quién? (Cita a una persona que conozcas).

3. El tiempo pasa lentamente en el desierto. Parece haber transcurrido una eternidad antes de que aparezcan las luces de un pueblo en el horizonte: por fin has llegado a tu destino. ¿Qué sientes ahora que la dura travesía ha llegado a su fin?

4. Ha llegado el momento de separarse del camello con el que has cabalgado durante durante tanto tiempo. En el preciso instante en que desciendes de él aparece un segundo jinete que aún sin mediar palabra toma las riendas en forma brusca y lo monta para sustituirte. Conoces a esa persona, ¿quién es? (cita a alguien de tu entorno).

Dejá tu comentario con tus respuestas y obtendrás la solución!! Yo ya dejé las mías, juguemos juntos!

Soluciones

El desierto y el camello simbolizan el camino que recorremos para adquirir nuestra independencia. Concretamente, esta escena muestra los sentimientos que experimentamos cuando nos separamos de una persona amada. Su respuesta esclarece la manera en que podrías reaccionar si llegara ese momento y cada uno se fuera por su lado.

1. Lo que le dices al camello revela lo que podrías decirte a ti mismo al percatarte de que ya no sientes nada por tu pareja. Quizás has pronunciado palabras de ánimo del tipo: “¡De una forma o de otra llegaremos!” o “¡No te preocupes, esto no puede continuar así eternamente!”. Con ello estás demostrando que sabes poner fin a una relación de pareja sin que se produzcan discusiones o escenas cargadas de dramatismo y tensión. Sin embargo, tal vez tus palabras estaban más bien llenas de desesperación: “Estamos perdidos… no hay ninguna esperanza… creo que vamos a morir aquí”. Está claro que una situación así puede con tus nervios. Te resulta muy doloroso romper con alguien a quien has querido mucho.

2. El oasis simboliza la llave para resolver nuestros problemas. La persona que se encuentra en este lugar puede ser alguien que te haya ayudado o reconfortado en el pasado, o alguien a quien podrías recurrir en momentos difíciles.

3. El pueblo al final del viaje representa el orden al que han llegado tus emociones después de asumir la ruptura sentimental. Lo que experimentas al llegar al pueblo corresponde a los verdaderos sentimientos que te animan después de haber conseguido superar la pérdida de un amor.

4. Rivalidad, celos o resentimiento son los sentimientos que experimentas por ese nuevo jinete. La persona que has nombrado… ¿Es un rival en el amor? ¿Es alguien que en el pasado te ha roto el corazón?

Extraído de: Julia Coto. El juego del descubrimiento de uno mismo. Kokología. 60 test para conocer cada personalidad. Barcelona, Océano Ámbar, 2002

Anuncios

Un pensamiento en “Una travesía por el desierto

  1. Estas son mis respuestas:
    1. Lo que le digo al camello es “ánimo compañero, amigo, que ya llegamos, cada vez falta menos, podremos descansar al final del camino.”
    2. La persona que encuentro en el oasis es mi amigo Julián
    3. Cuando veo que estoy llegando a la ciudad siento mucho alivio, tranquilidad, alegría.
    4. La persona que me quita el camello es mi hermano Martín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s