Paricutín: el nacimiento de un volcán

La iglesia de San Juan de Parangaricutiro

Yann Arthus Bertrand. Iglesia al pie del volcán Paricutín, San Juan Parangaricutiro, Michoacán, Mexico (19 ° 27 'N, 102 ° 14' O).

Uno de los temas preferidos de mis alumnos son los volcanes. ¡Son tan tremendistas! Y preparando las clases una vez más me sorprendí con esta historia, la del nacimiento del volcán Paricutín en México, que muestra que cuando menos lo esperamos, lo impensado puede suceder!!

La tarde del 20 de febrero de 1943, en un campo donde se cultivaba maíz, comenzó a formarse un montoncito de cenizas. Inmediatamente después emanaron gases con olor a azufre y apareció una pequeña columna eruptiva con acumulación de materiales, de 30 centímetros de diámetro. Poco después, de ella comenzó a salir polvo y pequeñas rocas incandescentes, y la fisura y el cono fueron ampliándose poco a poco. Las erupciones más violentas comenzaron cerca de la medianoche, y a partir del segundo día aparecieron los derrames de lava. Había nacido el volcán Paricutín.

El testimonio del dueño del campo donde apareció el Volcán Paricutín está incluido en los documentos oficiales, y ayudó a los geólogos a explicar el nacimiento del volcán. Dice un acta municipal del 21 de febrero de 1943:

“Ese día, Dionisio Pulido, propietario del terreno, salió temprano de su poblado (Parícutin) a cuidar sus borregas en compañía de su esposa. Por la tarde tuvo que alejarse del lugar, recomendando a su esposa cuidara de las borregas hasta que él regresara. Entonces, a eso de las 16 horas, notó que se había abierto una grieta que medía medio metro en los corrales de la granja. Entonces volvió al lugar y recomendó a Demetrio Torres, que trabajaba en los terrenos, desunciera los bueyes y los llevara a beber agua; en seguida llegó hasta donde estaba su mujer a quien también recomendó volver al pueblo, y volvió a sus terrenos. Al llegar a la falda del cerro oriental, como a las 17 horas, sintió un fuerte temblor y estruendos en la tierra a lo que no hizo mucho caso ya que con frecuencia se estaban efectuando sismos desde hacía más de ocho días, pero siguió escuchando fuertes ruidos subterráneos acompañados de temblores. Al darse vuelta, vio como en la grieta la tierra se hinchó y se levantó 2 o 2,5 metros, y una clase de humo o polvo gris comenzó a levantarse de la grieta. Cada vez se levantaba más, con un chiflido, y había olor a azufre. Todo aterrado volvió la vista a su pueblo, observando con sorpresa que se levantaban largas lenguas de fuego, con fuertes humaredas y estruendos nunca oídos, por lo que presa del pánico más terrible, huyó rumbo a Parícutin. Cuando llegó, dio cuenta al Jefe de la Tenencia de lo ocurrido, que al convencerse de la veracidad de lo denunciado por Pulido, se trasladó juntamente con él a la Presidencia Municipal de Parangaricutiro, donde todos alarmados se dieron cuenta era un Volcán”.

El volcán Paricutín

La actividad inicial del Paricutín estuvo caracterizada por explosiones a través de una fisura orientada al nordeste y el hundimiento de un abombamiento que se había formado seis meses atrás. Las erupciones violentas comenzaron desde las 24:00 del mismo día y a partir de las primeras horas del segundo día aparecieron los derrames de lava. La actividad continuó hasta marzo de 1952, cuando cesó repentinamente.

Tan bravo resultó el volcán recién nacido, que apenas un día después medía 10 metros de altura, más o menos lo que mide un edificio de cuatro pisos. Para su primer año de vida, el cono del Paricutín, de 2808 metros sobre el nivel del mar, alcanzó 424 metros de desnivel con relación al valle, similar a la altura de las desaparecidas Torres Gemelas de Nueva York, y había cubierto con lava el pueblo de San Juan Parangaricutiro. Los flujos de ceniza oscurecieron por años el paisaje y viajaron a través de la atmósfera hasta la Ciudad de México. Los derrames de lava y los depósitos piroclásticos cubrieron un área de 300 km2 alrededor del cono, dejando una paisaje de aspecto devastado y prácticamente sin cobertura de vegetación.

Durante el proceso de erupción la fauna silvestre prácticamente desapareció en menos de diez días, y murieron 4500 cabezas de ganado y 550 caballos. Lo afortunado fue que con sus primeras manifestaciones dio tiempo a que la gente se pusiera a salvo. Pero desde los primeros telegramas que fueron enviados por los indígenas y durante los primeros meses de actividad del Paricutín, la respuesta del gobierno fue bastante lenta. No lograron entender lo que estaba pasando, sobre todo el impacto cultural y económico que tendría para la región. La Universidad de México llegó el 24 de febrero, cuando el volcán tenía 60 metros de altura, su erupción de bombas y cenizas alcanzaba los 500 metros de altura y su primer derrame de lavas había finalizado. La Cruz Roja Mexicana llegó a principios de mayo, es decir, dos meses y medio después.

Las poblaciones de Parícutin, San Juan Parangaricutiro, Zirosto, Zacán y Angahuan se vieron directamente afectadas. Se produjo el éxodo de mas de 2500 personas incluyendo dos poblaciones completas (Parícutin y San Juan Parangaricutiro). A pesar de que no se registraron muertos por la catástrofe, si existieron muertos por problemas de salud indirectos (infartos y vías respiratorias) y muchos otros por problemas de reubicación y litigios causados por la pérdida e imprecisión de límites de propiedad.

About these ads

18 pensamientos en “Paricutín: el nacimiento de un volcán

  1. Les comparto mi poema, destinado a conmemorar los 70 años del nacimiento del hermoso coloso purépecha:

    PARICUTIN

    “¡Ay, Señor de los Milagros, . . . soy uno de tus milagros!”

    Se reventaron las tripas
    de la tierra incandescente,
    se nos tiznaron las milpas,
    Volcán, coloso inmanente.

    De natura fue el encono,
    fragor de pirekua, tono,
    nació un cono muy humeante,
    ¡P’urhépecha, rey vibrante!

    No hubo pena, ni castigo,
    déjenme, les cuento y digo:
    Tata Dionisio Pulido,
    te lo juro, yo no olvido.

    Que tú asististe a mi parto,
    de la mente no te aparto,
    ¡si temblaste junto a mí,
    si viste como surgí!

    Con mis fumarolas prietas,
    huaraches pisaron grietas,
    sobre un anafre, . . . se sufre,
    percibiste olor a azufre.

    Espanté tus sentimientos,
    ¿recuerdas mil novecientos?,
    año del cuarenta y tres,
    del mundo fui el interés.

    Convoqué a muchos famosos,
    fotógrafos y curiosos,
    vulcanólogos, pintores,
    poetas de mis amores.

    De Angahuan, hijo adoptivo,
    grandioso, superlativo,
    michoacano por derecho,
    Meseta, mi dulce lecho.

    En geología soy hazaña,
    magma, piedra de obsidiana,
    mineral, vapor ardiente,
    un fantasma gris latente.

    He suavizado el carácter,
    exhalo por ancho cráter,
    sigo activo, visitado,
    mi lava no se ha acabado.

    Soy turismo, panorama,
    de económica derrama,
    nunca quedaré a la zaga,
    soy cirio que no se apaga.

    San Juan Viejo, iluminado,
    ¡milagroso Dios, amado!,
    enterrado oficias misas,
    a ti brindo mis cenizas.

    Por joven, sigo creciendo,
    Nana Cueráperi, entiendo,
    ¡soy tu entraña, soy tu herencia,
    corazón, fuego, . . . tu esencia!

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., 20 de febrero del 2013
    Dedicado a Don Guadalupe Trigo
    Reg. SEP Indautor No. 03-2013-051712171201-14

  2. Hola a todos esta super esta informacion y todos esos lugares estan super padricimos uruapan y sus alrededores ojala y hagan algo para detener la tala clandestina cuidar nuestro país detener a esos corruptos olgazanes cuiden nuestros recursos

    • Hola, me alegro mucho que te haya gustado el post, gracias por el comentario. Y me alegro que haya gente comprometida con el cuidado de los recursos y que quiera a su lugar de origen. Saludos!!

  3. bueno pues aunque soy de uruapan michoacan si conozco el volcan pero no sabia de la historia en si,, y pues siemprees bueno enterarse del origen de las cosas,, muy buen articulo

    • Hola Francisco!!
      Gracias por comentar y perdón la demora en la respuesta.
      Me alegro que te haya gustado el artículo, suelo buscar estas cosas un poco más curiosas porque se que a mis alumnos les interesan mucho, y por eso las pongo aquí, porque creo que son interesantes.
      Te mando saludos, y si no nos contactamos, espero que termines bien el año!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s